El 21 de enero de 2000, marcó un hito importante en la historia ecuatoriana, tanto por su connotación política como simbólica. La juventud debe regirse por esa riqueza simbólica que nos legó este día, en donde con el sacrifico de indígenas y militares el pueblo trató de alcanzar un nuevo derrotero para la patria.

Los acontecimientos del 21 de enero están repletos de una rica simbología, denotaciones y connotaciones que de seguro alimentarán los procesos históricos futuros, pero también se han dado muchas lecturas tergiversadas que no han tenido otra finalidad que defender los intereses de ciertos grupos hegemónicos. 

Buscamos a través de este libro describir y polemizar esencialmente los contextos que enmarcaron los acontecimientos del 21 de enero de 2000. Inicialmente, intentamos dar una visión rápida acerca de la evolución del pensamiento político militar en el Ejército ecuatoriano (desde la Independencia hasta nuestros días); luego realizamos una prospección y análisis del último período democrático, como un paso previo al surgimiento del escenario histórico en que se desarrolla la “rebelión popular” del 21 de enero. Finalmente, pretendemos realizar un análisis crítico de los acontecimientos que se van suscitando durante este memorable día, en que se confabulan las dos más grandes fuerzas organizadas del país: indígenas y militares.

Las apreciaciones y conjeturas del autor, tratan en todo momento de reflejar el sentimiento colectivo tanto del ámbito militar como de la sociedad civil, haciendo de los contenidos de este libro, puntos de reflexión tanto para las autoridades civiles como militares y sobre todo para el pueblo en general.

EL AUTOR

Powered by FerozoSite