Al inicio de los años treinta del siglo XX, el Ecuador vivió una guerra civil corta que la historia la ha denominado como “La Guerra de los Cuatro Días”. Un hecho doloroso que enlutó a la ciudad de Quito.
El Ejército y la población se fraccionaron en dos bandos que decían defender una misma causa: La vigencia de la Constitución de la República, pero estos bandos, teniendo intereses contrapuestos, daban lecturas diversas al mismo hecho.

Los quiteños y las tropas apostadas en la ciudad de Quito, se defendieron del Ejército que les atacó por el norte y sur de la ciudad. Se produjo un enfrentamiento cruento en el que se dice murieron más de dos mil personas. Es en este contexto histórico en el que se desarrolla el drama titulado: MORIREMOS EN VERANO. Una obra de teatro histórica que refleja los acontecimientos de aquella época.


EL AUTOR

Powered by FerozoSite